FOTO: CÓRDOBA FÚTSAL

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad avanza con paso firme en la planificación de la nueva temporada, la sexta de los blanquiverdes en la máxima categoría del Fútbol Sala Nacional, que sin duda estará marcada por el mundial de selecciones que se disputará en la República de Uzbekistán entre el 14 de septiembre y 6 de octubre próximos.

La misma comenzaba con una excelente noticia para los blanquiverdes, un mes después del final de la competición regular, e incluso antes de que finalizara el Play Off por el título.

El retorno de Pablo Del Moral:

Tras una temporada en el vecino Jaén Paraíso Interior, el mostoleño regresa a Vistalegre, tras una irregular temporada en cuanto a participación en las filas del conjunto de Dani Rodríguez, en la que sólo arrancó de inicio en 1 de los 33 partidos en los que participó, anotando 3 goles, cifra lejana a los 7 que anotaría en su última temporada con los blanquiverdes.

«Brasileiros» de blanquiverde:

No es algo extraño la presencia de jugadores de nacionalidad brasileña en el vestuario cordobesista. Pulinho, Ghuilherme, Lucas Perin, Álex Viana o Antoniazzi, son algunos ejemplos de ello. Para seguir con esta linea, dos de los cuatro fichajes que hasta ahora ha efectuado el conjunto cordobés también tienen origen «canarinho»

  • Gui Santos, procedente de la primera división croata, ala zurdo, firmó por dos temporadas.
  • Murilo Duarte, ala-cierre procedente de la primera división portuguesa, y con un breve paso por el campeonato francés, con el que llegó a disputar una Final Four de la Champions League, firma por el mismo periodo.

Experiencia en la élite:

Con 30 años y una dilatada trayectoria en la élite del fútbol sala, aterriza en Vistalegre el ala catalán Lluc Parera. El ala barcelonés con antecedentes en equipos como el histórico Bisontes Castellón, Viña Albali Valdepeñas o Industrias Santa Coloma, firma por una temporada más otra opcional tras una etapa de cinco temporadas que finalizó capitaneando el barco de Noia Portus Apostoli.